Mayo, mes florido

Cada oración es una flor ofrecida a nuestra Madre, la Virgen María.

El Rosario forma un precioso ramo de flores para engalanar los pies de la Madre tierna del cielo que cuida cada día de nosotros con su mirada y sus manos protectoras.

Cada canción es una melodía que nos une al Sagrado Corazón de la Madre de Jesús, que intercede ante el Salvador y nuestro Padre Creador.

Este mes de la Virgen, su Santuario se abrirá al público de nuevo el día 11 de mayo.

Image