Amor con mayúsculas

El Amor con mayúsculas es Jesús de Nazaret. Con su sacrificio de dar la vida por la humanidad, nos salvó y consiguió  una Esperanza de Vida Eterna para todos.

Nadie logró con su Vida lo que Él alcanzó, que es el perdón que se ofrece a cualquier ser humano, cuando se convierte y se arrepiente, fiándose de que Jesús es la Verdad, la Resurrección y la Vida.

El Señor no defrauda nunca, escucha siempre y perdona sin fin.

La Cuaresma significa 40 días de multitud de nuevas oportunidades para convertirnos a una Vida Verdadera, que es la que Jesús nos ofrece con sus brazos extendidos en la Cruz.

Su Sagrado Corazón traspasado de dolor es el que nos comprende, nos conforta y nos ama sin medida con generosidad ilimitada.

Debemos acercarnos a Jesús con nuestras oraciones y sacrificios para que nos salve de nuestros egoísmos y miedos.