Un Lucero nació

Está cerca la finalización del año, pero antes de esa fiesta, los cristianos celebramos dos grandes acontecimientos que son: La Festividad de San Juan de la Cruz, el 14 de diciembre, al poeta que debiéramos leer de vez en cuando para prepararnos mejor al gran suceso ocurrido hace 2019 años, que es el Nacimiento del Redentor Universal, el Dios con nosotros que se hizo Niño para comprender mejor nuestras debilidades y virtudes humanas. Jesús es el lucero que ilumina las noches oscuras de las personas, sean santos o aspiren a serlo para llegar al Reino Celestial donde Cristo nos espera siempre para darnos junto al Padre y María, su Virginal Madre, un abrazo infinito, dulce y tierno lleno de eternidad.

Junto al Lucero nacido

Santa teresa: ¿Dónde vas frailecillo?

San Juan: A ver al lucero nacer.

Santa Teresa: Te entiendo San Juanito,

yo también lo quiero ver.

San Juan: Pues vayamos juntos al Belén.

Santa Teresa: Te acompaño en Nochebuena

a rezar al Niño de Gran Poder.

San Juan: Después en el Sagrario

lo podremos reconocer

como Pan Sagrado del  Cielo,

que el pecado arrancará

a los que se arrepienten

de haber hecho algún mal.

Santa Teresa: ¡Ay San Juan,eres tan sabio,

que quiero decirte un bien!

Ese Jesús de nuestra vida

será tan admirado,

que nunca le olvidarán

las generaciones que se sucedan

hasta su segunda venida.

San Juan: Mientras llega esa vuelta

vayamos a adorar al Redentor,

que es el Supremo Amor,

que salvará con su candor.