Brote de Amor en Pascua

Jesús es el brote del Amor de Dios hacia los  seres humanos que renueva el recuerdo de la Primera Navidad, cada año.

Aunque está presente cada día en la Eucaristía y nos espera para demostrarnos su cariño y compañía, anhela ser adorado como Niño en el pesebre en compañía de José y María con los que forma la Sagrada Familia.

Rodeado de flores de Pascua, cuyas hojas rojas proyectan la alegría de su milagroso nacimiento que será el origen de nuestra salvación.

Nuestra admiración a la Sagrada Familia debe conservarse durante todo el año para que en los buenos y en los malos momentos sean el modelo que debemos seguir como padres o hijos.

Como pequeño obsequio podríamos leer esta sencilla poesía:

LA LUZ DE BELÉN

A la Sagrada Familia

puedes querer y admirar,

no solo en Navidad

porque son un gran ejemplo,

al que puedes imitar.

Desde Belén nos llegó,

una gran luz celestial,

es el Hijo del Buen Dios

que nos quiere iluminar.

Para que disfrutemos de esta luz de Belén en el Santuario de Nuestra Señora del Carmen de Medina del Campo, os queremos alegrar con estas preciosas imágenes: