Tiempo de Adviento, tiempo de Reflexión

DESPIERTA LA SONRISA DE TU ALMA

Al comenzar diciembre el destello de las luces de los escaparates, adornos de las calles y el ir y venir de la gente comprando, puede hacer que nuestra mente esté despierta pero nuestro espíritu se encuentre adormecido por el afán consumista de alimentos, bebidas, regalos…

Para nosotros los cristianos, es el tiempo de la tierna espera. La DULCE ESPERANZA de María que quiere ver la carita y los lindos ojitos de su Hijo, debe ser el despertador que realice en nuestras almas, el milagro de amar al triste, escuchar al que está solo, tender la mano al decaído… en fin, que la semilla del Niño Jesús, germine en nosotros como las flores en primavera.

Resultado de imagen de dibujos adviento fano

El Hijo de Dios vino a salvarnos:

– De nuestro egoísmo, por eso debe florecer la generosidad.

– De nuestros miedos, por eso debe aparecer nuestra valentía proclamando que creemos en  un Niño que nos viene a regalar: La Paz, el Amor, la Justicia y el Perdón.

Para concluir, nuestra reflexión sería que despertemos nuestras sonrisas sinceras, nacidas de la caridad que la Sagrada Familia quiere traer a nuestras casas.