Milagrosa Protectora

Noviembre nos regala dos hermosas festividades para los cristianos.

Una es la fiesta de Cristo Rey, Salvador y soberano del universo y de la humanidad.

En esta fiesta, reconocemos los méritos de Cristo en nuestra Redención.

Su madre, María, es la magnífica colaboradora de Jesús en su obra misericordiosa hacia nosotros.

Para agradecerle a la Virgen su inestimable ayuda, podemos demostrárselo acudiendo al novenario de su advocación “Milagrosa”, para venerar su maternidad en las Eucaristías que se celebrarán en el Santuario Nuestra Señora del Carmen desde el día 19 al 27 de noviembre. Serán oficiadas por nuestro estimado P. Francisco Javier de María, al que recibiremos con todo nuestro cariño.

También queremos homenajear a María Milagrosa con esta tierna poesía, en la que pedimos su Protección y Amor.

AMOROSA PROTECTORA

Miedo de que no me mires,

miedo de perder tu amor

Anhelo de tu sonrisa,

espero tu protección.

Mírame Madre Milagrosa,

tiéndeme tu salvación.

Quiero un rayito

de tu Divino Candor.

¿Puedes Milagrosa Madre,

ayudarme a ser mejor?.

No deseo criticar,

solo disculpar y amar.

Seguir tu huella inocente,

de gran mujer virginal,

Madre del Hijo de Dios

no me abandones, jamás.