Mayo, semilla de Amor y Entrega

Mayo es el mes de María y Jesús. Comienzan las festividades infantiles de la Ascensión, Pentecostés y Corpus en las que muchísimos niños y niñas reciben por primera vez a Jesús Sacramentado en su inocente corazón.

Para celebrar estas maravillosas fiestas cristianas, podemos sugeriros estas tiernas y cariñosas poesías para celebrar que amamos a Jesús aunque nuestro cariño no sea más que una pequeña flor comparado con su infinito e incomparable Amor.

ASCENSIÓN AL REINO CELESTIAL

En la Ascensión de Jesús,

los apóstoles quedaron,

tan tristes y asombrados,

que un ángel celestial

les animó a extender

la gran y buena noticia 

de Jesús Resucitado.

Ellos en parejas fueron

y por los pueblos sembraron:

Que Cristo estaba vivo

porque lo habían visto

y con todos se había quedado en la eucaristía

hasta el fin del mundo,

cuando vendría a juzgarnos.

Y para María en su mes virginal, que es mayo podríamos rezar rosarios y bellas oraciones que vuelen hasta el cielo, para que las ponga a los pies del Creador para que sienta quien le agradecemos su bello Universo y su inefable regalo de obsequiarnos con la Vida de su Hijo, Cristo, que nos amó y se entregó para conseguir una Vida Eterna.