Triunfo, Pasión y Resurrección

Con tu entrada triunfal

en la ciudad de Jerusalén

se inicia tu entrega.

Primero aclamado,

como bendito del Creador,

luego juzgado y condenado.

Sin culpa fuiste azotado,

cargaste con la Cruz,

te crucificaron y Tú sin rencor,

clamaste perdón y compasión.

Descendiste al sepulcro,

y durante tres días en él permaneciste.

Tu madre María lloró sin consuelo

y tus discípulos apenados,

atemorizados, oraban al cielo.

Al alba el domingo,

resucitaste glorioso.

Tú lo habías dicho,

y te apareciste a María Magdalena

a Pedro y a Juan,

que jubilosos entendieron,

la alegría de tu regreso

después de la Pasión.

Sereno viviste tu sufrimiento,

y ahora desde tu ascensión,

velas desde el cielo, por la creación.

TRIUNFO: Domingo de Ramos

PASIÓN: Meditación de las Siete Palabras del Cristo del Amor

ADORACIÓN AL SALVADOR

ENCUENTRO DEL PERDÓN: Virgen María y Jesús Nazareno

VICTORIA DE JESÚS CON SU RESURRECCIÓN