San Juan Caminante

Caminando con su cruz, San Juan iba pensando en Belén y se encuentra con un Niño que le dice, ¿dónde vas?.

Voy a encontrarme

con el Niño del pesebre,

porque quiero que celebre,

una bella decisión,

entregar mi vida a Dios,

para que con ella haga

lo que decida el Creador.

Una muy buena opinión.

Tengo Juan de la Cruz de Vos.

Y ¿quién eres, lindo Niño?

¿Me quieres acompañar?.

Aunque a veces no me ves, 

contigo siempre quiero estar.

Me dice mi corazón,

que eres Jesús Celestial.

Has acertado porque yo te he inspirado.

 “En este estado de vida tan perfecta, siempre el alma anda interior y exteriormente como de fiesta, y trae con gran  frecuencia en el paladar de su espíritu un júbilo de Dios grande, como un cantar nuevo, siempre nuevo, envuelto  en alegría y amor en conocimiento de su feliz estado”.

S. Juan de la Cruz