Agradecimiento sonriente

Estoy muy contenta desde el día 28 de noviembre de este año, en el que me he sentido querida y admirada por mis amadísimos medinenses.

Recibo desde ese día numerosas visitas, en la que observo la admiración hacia mi humilde obra de amor hacia los más pequeños y olvidados.

Me emociona la tierna mirada de ciertos chiquillos que se asombran ante algunas fotografías mías.

Su curiosidad y respeto en la exposición me deja asombrada porque muchas veces me siento más imitada por ellos en sus juegos y pequeñas riñas, en las cuales se piden perdón y tienden la mano.

Se les nota que la inocencia vive aún en sus corazones y que el rencor que crece en muchos corazones adultos alimentado por un egoísmo que abona la crítica diaria, la falta de respeto hacia los que no piensan ni actúan como nosotros, me hacen sentir un frío en mi sencillo corazón, porque no demuestran el amor a Jesús.

Tengo la esperanza que el testimonio sencillo de las imágenes de mi vida amorosa a Cristo, le sirva para meditar que el camino a Belén y hacia la casa del Padre Celestial no tiene atajos que lleven a no esforzarse por ser cada día un poquito mejores y demostrar un gran amor a la Madre Celestial con nuestras pequeñas aportaciones de comprensión, cariño, ternura y cercanía a los que nos rodean.

Si os aporta serenidad, paz y dulzura mi exposición, ¡¡¡ANIMAD!!! a los que conocéis a visitarla para preparar el camino hacia el pesebre de Jesús.

Un gran abrazo y multitud de besos a todos los que queréis imitar a Jesucristo y también para aquellos que no conocen su Mensaje y su Luz.

signature_of_mother_teresa-svg

1 comentario en “Agradecimiento sonriente

  1. Inma

    Muchas gracias por vuestros consejos, que nos hacen meditar en el día a día para ser un poquito mejores en el seguimiento a Jesús.

Comentarios cerrados.