Caminando hacia tu Sagrado Corazón

El calor del verano imita a la hoguera que ilumina el Sagrado Corazón de Nuestro Redentor, que quiere con su Amor alentar nuestro caminar cuando perdemos la orientación en nuestra vida.

El cansancio que nos inunda en la lucha pacíficaFranciscoCorazonesJesusMaria

de nuestro día a día,

es reconfortado cuando miramos a Jesús,

que con infinita comprensión nos sostiene

porque comprende la fragilidad de nuestro

corazón humano.

Por ello:

  • Disculpa nuestros pequeños fracasos, cuando buscaban el triunfo con nuestro trabajo y que no alcanzamos porque no siempre es para nuestro bien.

  • Disculpa nuestros olvidos hacia el que necesita una palabra de consuelo y al que olvidamos o no recordamos con la frecuencia necesaria porque el ruido del oleaje de nuestro entorno enmudece nuestra voz.

  • Disculpa nuestros descuidos, despistes, falta de caridad por omisión y todos aquellos fallos que, como seres humanos, cometemos y de los que solo quiere una pequeña reflexión y arrepentimiento para regalarnos su Perdón, ya que el Sagrado Corazón de Jesús quiere ser la Luz en nuestros días oscuros, tristes y solitarios para hacernos comprender que no estamos solos   porque Él nos protege y nos cuida.

    13331009_504523516407066_4043548814882297991_n