Una Buena Noticia

Mañana, 14 de febrero de 2015, D. Ricardo Blázquez será nombrado Cardenal, un representante español de nuestro carisma como creyentes y una nave en dirección a la Patria de expandir la Buena Noticia de que Jesús sigue vivo y con nosotros, caminando al lado de todos: de los que le aman y de aquellos que aún no le conocen porque no han tenido la gran suerte de oír hablar del mejor Amigo del mundo.

 

portadaUn apóstol y un Cardenal español

D. Ricardo heredó de su padre ser un buen sembrador.

La semilla del Evangelio ha ido esparciéndola desde joven hasta la actualidad en las numerosas facetas en las que ha trabajado.

Como Sacerdote predicó y sembró las obras de misericordia entre sus fieles.

Como Arzobispo siempre ha tratado de conciliar y  acercar las posturas laicas de problemática social iluminándolo con el prisma religioso en las distintas comunidades de su ministerio.

En Castilla y León siempre ha sido una gran persona, cercano a todos y más aún a los adolescentes a los que ha confirmado. Siempre nos ha dejado su carisma de sencillez, cariño y humanidad hacia los creyentes.

Esperamos que su etapa como Cardenal sea tan fructífera como el resto de su larga trayectoria como fiel seguidor de Jesús y continúe siendo un modelo como religioso y español llevando su gran amor al Señor a Roma y a los lugares que el Creador le tenga preparados para seguir dejando su huella sencilla de gran apóstol.

 

Misa de esperanza en el ser humano

La esperanza de la Buena Noticia de Cristo sigue viva en el S. XXI, iluminando aquellos corazones que viven en oscuridad incitando a las guerras y a la poca comprensión al prójimo. Por eso la Iglesia convoca y nombra a sus pastores para que su ejemplo de humanidad cariñosa y siguiendo las huellas del Señor orienten a los fieles a buscar la vida en Dios, María y en su amadísimo Hijo que sigue confiando en todos los hombres tanto creyentes como en los que aún no han oído su nombre.

La salvación sigue siendo una realidad en cada Eucaristía en la que participamos y pedimos por nuestras necesidades y las de los hermanos que están a nuestro alrededor.

Jesús siempre tiene los brazos abiertos para acogernos, perdonarnos y enjugar nuestras lágrimas como peregrinos, a veces, perdidos en las mentiras que el mundo nos ofrece para desviarnos de la verdadera felicidad que está en la amistad con el Salvador.

 

 

 

Hoy sábado, día 21 de febrero, se ha celebrado en la Catedral de Valladolid, una Eucaristía en Acción de Gracias del nombramiento como Cardenal de nuestro Arzobispo D. Ricardo Blázquez. Ha sido una conmemoración muy seguida por numerosos fieles presentes que han querido demostrar su cariño y cercanía a D. Ricardo reconociendo el servicio prestado a la comunidad y provincia de Valladolid durante su estancia en ella. Esto nos demuestra el fervor y devoción al Señor a través de la figura de D. Ricardo, tan entregado a todos los que le necesitan.

Para todos aquellos que no han podido acudir, aquí tenéis una muestra para poder recordar y vivir este acto a través de una serie de fotografías y un vídeo de los momentos más esenciales de esta celebración.